¿Es Rentable para los Inversores la Vivienda en Alquiler en España?

  • domingo, 5 de junio de 2016

Según los datos que se manejan en nuestro sector, actualmente el número de viviendas en alquiler en España supera el 20%, lo cual supone cerca del doble registrado durante el boom inmobiliario. No obstante, todavía estamos muy lejos de algunos países centroeuropeos, como es el caso de Alemania o Suiza, donde cerca del 52% de la población no es propietaria de la casa que habita.

Hace unos días se llevó a cabo la jornada anual del Club Inmobiliario Esade Alumni, cuyo presidente, Eduard Mendiluce, aseguró vislumbrar una demanda de 50.000 casas en alquiler en España.

Mendiluce apuntaba que el alquiler residencial está pisando más fuerte que nunca, ya que responde a los cambios estructurales que ha vivido la sociedad española durante los últimos años.

Los motivos por los cuales el alquiler está comiendo terreno a la propiedad habría que buscarlos en la caída de los salarios que han tenido lugar durante los últimos años de crisis, el aumento de la movilidad geográfica o el acercamiento a la tendencia europea. Pero también hay que señalar la mayor rentabilidad que está ofreciendo la vivienda en alquiler y la reducción de los rendimientos de otro tipo de inversiones alternativas, como la excesiva volatilidad en renta variable.

Los cambios a los que se ha visto sometida la sociedad española, obligada a afrontar una nueva realidad en relación a la disminución del número de familias capaces de invertir en la compra de una vivienda, acompañado de un cambio de mentalidad relacionado con la apuesta por la nueva cultura del alquiler, son dos factores clave altamente correlacionados con la idea de que el arrendamiento se está convirtiendo en una clara alternativa para empresas e inversores.

Hace no muchos años, el mercado del alquiler estaba considerablemente discriminado y ceñido a un formato donde solo cabían estudiantes y familias de escasos recursos. No obstante, este escenario ha cambiado y la mayoría de los expertos, tanto analistas inmobiliarios como economistas, ven con buenos ojos el auge del régimen de alquiler, percibiéndolo como un factor de equilibrio que aporta mayor salud a un mercado culturalmente arraigado en la compra.

Aún así, España sigue estando bastante lejos del volumen de alquiler de otros países. En Estados Unidos o Reino Unido los porcentajes se sitúan en torno al 65%, según los datos que se desprenden del último estudio de Fitch Ratings sobre las perspectivas del mercado inmobiliario.